La música en sí misma es el mayor regalo que he recibido en la vida.

Ana Crismán, finalista de Tierra de Talentos, es una joven arpista jerezana que se ha encargado de introducir este instrumento al compás del flamenco. Los designios de la vida, llevaron a Ana Crismán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn