“El flamenco tiene un enorme abanico de las emociones humanas”

La arpista jerezana Ana Crismán, artísticamente conocida como Arpajonda, ha conseguido producir de un instrumento tan clásico como el arpa sonidos al más puro estilo flamenco. Pianista de formación y profesora de música, Crismán ha desarrollado de manera autodidacta un lenguaje original para el arpa, al que ha querido alejar del clasicismo e integrarlo, de forma pionera, en la música característica de su tierra.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn