Ana Crismán, la única arpista del mundo que toca flamenco.

Se enamoró del arpa al escuchar a un artista callejero, y lo dejó absolutamente todo para dedicarse, de manera autodidacta, a un instrumento que hace sonar con el sentir de su tierra, Jerez de la Frontera.

¿Quieres ver completo el especial de Navidad de Tierra de Talento? Pues visita Canal Sur a la Carta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn